Sin categoría

Hasta siempre India…siempre en mi corazón!!

¿Cómo? ¿Que igual nos vamos de India? ¿Que igual se acaba esta increíble experiencia? ¿Que no voy a volver a ver a mis niños del cole de Kanganahalli? ¿Que no voy a poder seguir explorando el misticismo y la espiritualidad de los templos hindús? ¿Que no voy a poder disfrutar más de que todos los días salga el sol, haga una temperatura increíble y solo quiera disfrutar la vida como si fuera el último día de mi vida? ¿Que no voy a seguir viendo estas sonrisas sinceras, estas miradas penetrantes y llenas de esperanza?

IMG_4972

¿Que no voy a poder dar más paseos con todo el viento en la cara en los adorables tuc tucs? ¿Que no voy a tener que regatear en los mercados durante media hora por 50 céntimos? ¿Que voy a dejar de ver esos puestos callejeros llenos de luz y color repletos de frutas y verduras? ¿Que no voy a ver más un templo junto a una mezquita y junto a una iglesia donde todos los fieles se respetan y conviven en plena paz?¿Que me despido de este país, de esta ciudad, de este barrio que tanto me han hecho crecer como persona?

IMG_8820

¿Que quizá nos vamos a China? ¿A una ciudad más moderna, más limpia y con más facilidades? ¿Con mejores condiciones de trabajo? ¿Con mejores condiciones de vida? ¿Dónde se puede pasear? ¿Donde no hay vacas y monos por la calle? ¿Donde todo esta limpio y no hay basura en cada esquina? ¿Dónde la naturaleza está presente en tu día a día? ¿Dónde la comida existe sin picante? ¿Dónde no pitan los coches cada segundo y donde se respetan más las normas de tráfico?

IMG_7879

Sí, eso suena bien la verdad…Echo mucho de menos poder pasear por una ciudad sin tener que evitar caerte por el mal estado de las calzadas y las aceras, o porque han levantado una calle entera para mejorar las infraestructuras, sin miedo a que pase una rata corriendo asustada (aunque no más que yo de verla!).

Echo de menos la naturaleza, las montañas, los lagos, escuchar los pajaritos cantando, ver parques con niños corriendo y jugando, echo de menos la tranquilidad de cruzar una calle sin creer que vas a ser atropellada por miles de tuc tucs, coches, motos y camiones al mismo tiempo…. Sí, eso suena bien…pero no sé si estoy preparada para irme ya de India...sobre todo…mis niños, mi pueblito…ay cuánto los iba a echar de menos!!

Y con tantos sentimientos encontrados durante 5 días en los que no sabíamos nada seguro de nuestro próximo destino tuve que ir haciéndome a la idea de esa posibilidad. Esa posibilidad que sabía que era buena por un lado, por supuesto, era buenísima y qué bien tener la gran suerte de poder vivir una vida que para mí es un sueño… Esa adrenalina de pensar que hoy vives en India y que quizá mañana en China…Sí, esto es increíble y doy gracias a la vida todos los días por lo afortunada que soy…

Pero…casi no he tenido tiempo de despedirme de toda la gente a la que había conocido, de hacer mi último viaje en tuc tuc siendo consciente de que era el último en India, de realizar mi última ofrenda a Shiva o Ganesh en cualquier templito, de que Edu se despidiera de esa increíble afición que tanto le ha querido y demostrado calor en el Kanteerava Stadium, de hacer nuestra última compra de tomates y agua en la tienduca de la esquina del barrio con nuestro amigo Appu y desearle lo mejor, de tener el último enfado con el conductor de Uber por no entendernos con la ubicación por teléfono y acabar riéndonos, de mi última comida india llorando por el horrible picor que llevaba en la garganta, de mis últimos y riquísimos chapatis y garlic nans…

De despedirme de todas las vacas que me voy cruzando por la calle, de disfrutar cada sorbo de mi último Masala Chai, de quedarme por última vez embobada con los coloridos y bonitos sharis de las mujeres indias, de perderme por última vez con mi mochila a la espalda por nuestro barrio Lingarajpuram donde cada día descubría un comercio nuevo, una persona con ganas de ayudar, un niño que me sonreía de camino al colegio, una nueva vaca que me entorpecía el paso, hombres socializando en la acera de la calle bajo el sol caliente y con su taza de té, una mujer que me miraba de arriba a abajo sorprendida y me traía a su niño para que me tocara…pero donde siempre he podido sentirme segura, aceptada e incluso integrada…

 

Y sí, no voy a negar que cuando ya supimos que nos íbamos de India unos lloricos largos me eché… Querido Lingarapuram, querido Bangalore, querido Kanganahalli, querida India en general…has significado mucho para mí, has sido un antes y un después en mi vida y te estaré eternamente agradecida por ello.

Nadie dice que haya sido fácil, vivir 6 meses en un país como la India no es cómodo, te encuentras muchos obstáculos en tu vida diaria a los que no estás para nada acostumbrado. Necesitas mucha paciencia, mucha resiliencia, mucha empatía, necesitas abrir tu mente ante un nuevo mundo que nunca antes has conocido, necesitas ponerte en la piel de otros, necesitas entender otro modo de vida, otra religión, otro idioma, otra filosofía, necesitas mucha adaptación…

IMG_9236

Pero a pesar de ello…la experiencia es alucinante, única y las palabras no alcanzan para describirla. India me has dado muchas alegrías, muchas sonrisas, mucho amor, mucha esperanza, mucha humildad, mucha ingenuidad…Me has dado MUCHO y por eso te llevaré siempre en mi corazón y prometo volver siempre que pueda, GRACIAS POR TODO, GRACIAS POR TANTO. 

IMG_8712

 

 

 

 

 

 

1 comentario en “Hasta siempre India…siempre en mi corazón!!”

Responder a Peña Lanzarote Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s